Ya hemos visto los increíbles adelantos tecnológicos que nos traerá la nueva edición del Mundial de Fútbol FIFA 2022 que tendrá lugar, por primera vez en la historia, en un país del Medio Oriente; y la segunda vez que se realizará en un país que forma parte de la Confederación Asiática de Fútbol, Qatar.

Han contratado a un montón de profesionales en diversas áreas, incluso cerrajeros. Han hecho adelantos en el sistema de transporte, el uso de energía limpia durante (y después) del evento, así como también en los medios de difusión del evento deportivo. De hecho, hasta han hablado de mejoras en la forma en que los aficionados disfrutan su experiencia dentro del estadio, también del desempeño de los deportistas en la cancha.

Con la llegada del VAR, muchos aficionados de este deporte, le han perdido el gusto y otros le han cogido cierta estima pues ahora es posible que la justicia haga su trabajo diligentemente y no exista otra polémica tipo “La Mano de Dios”. En cierta medida, el VAR es una “inteligencia artificial” cuya decisión recae en el juicio de un panel de árbitros expertos que ayudan al árbitro a tomar la decisión correcta en una jugada controvertida. Pero, ¿será posible que una inteligencia artificial, propiamente dicha, pudiera realizar estas valoraciones y estimaciones? Quédate para saberlo.

El VAR y la inteligencia artificial

Ciertamente, el momento de un “fuera de juego” (“offside” en inglés) es crucial para ambos equipos que disputan un encuentro de fútbol. Además de la penitencia de tener un tiro libre, significa una clara desventaja para el equipo que cometió la falta pues tener un balón parado implica un cambio en el ritmo de juego que llevaba el encuentro hasta dicho momento.

Con la llegada del VAR hace 2 Mundiales atrás, o más, esto ha dado un cambio radical; algunas veces para bien y otras no tanto. Este sistema de arbitraje desde el exterior de la cancha que asiste al árbitro principal del encuentro, ha sido un apoyo importante para la toma de decisiones correctas, y también dar la opción a los equipos de “protestar” por una decisión que consideran errada.

Debemos recordar que el único jugador que puede dirigirse verbalmente al árbitro principal es el capitán del equipo; y en caso de que la jugada lo requiera, este pudiera solicitar al referee que consulte el VAR. Y esto no solo servirá para detectar los potenciales “offside” que acontezcan, sino también los toques “no intencionales” con la mano (con la excusa de estar pegada al cuerpo), las faltan violentas, o incluso otros eventos que pudieran ocurrir lejos de la vista del principal.

Los prototipos de esta inteligencia artificial serán probados durante la Copa Árabe de este año, y en caso de tener éxito será tomada en cuenta para aplicarse en el Torneo Mundial. Estas pruebas van a consistir de un sistema que opere con una inteligencia artificial que estará vinculado al VAR (Video Assistant Referee), el cual enviará un mensaje a dicho asistente de que un jugador cometió un “fuera de juego”/”falta” en el terreno de juego pero la decisión, como siempre, recaerá en el juez principal del encuentro.

Se cuenta que las pruebas que se realizarán durante la Copa Árabe 2022 constará de 12 cámaras alrededor del campo de juego, y que estarán monitoreando 29 puntos del cuerpo de los jugadores, siendo capaz de crear un sistema de rastreo para registrar la posición precisa de cada parte del cuerpo de un jugador.

Sin duda esta será una tecnología que, sin lugar dudas, tendrá sus detractores como ocurrió con el VAR en su llegada. Sin embargo, es importante entender que las disciplinas deportivas han tenido avances significativos y que cada vez las jugadas ocurren más rápido de lo que esperamos; por lo cual ya no podemos depender solamente de nuestro sentido de la vista para juzgar la acción de un partido de fútbol.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.